¿Qué preferimos, una partida de nuestro juego de rol favorita con escenario, o sin él? Para todo aficionado a este tipo de juegos, la respuesta es muy simple… Sí, todos preferimos jugar con mapas de rol, pero ya puestos, ¿por qué no mejor que sean personalizados? ¿Te imaginas un mundo sin mapas? En Ludusbelli no podemos llegar ni a imaginárnoslo.

Los mapas de rol

Los mapas de rol son elementos clave fundamentales en el desarrollo de las partidas. Y es que, tener un dibujo o un plano del lugar objeto donde se desarrolla la acción es lo más parecido a un tablero que puede tener un juego de rol. Sin ellos, la experiencia no es la misma, ya que los jugadores no pueden tener la misma imagen mental de la situación, por lo que las reacciones de cada uno pueden implicar una pérdida de la realidad y perjudicar la experiencia de juego.

Seguro que todos nosotros hemos intervenido en estas dos clases de partidas (las que el director incorpora un mapa y en las que no). En las primeras situaciones, todos los integrantes de la aventura pueden imaginarse con mayor realismo las acciones que pueden ser ejecutadas, mientras que en el otro caso, el escenario que imagina cada jugador es diferente y ello puede contribuir a una toma de decisiones erróneas que perjudican el juego en general.

En líneas generales, los mapas de juego de rol mejoran la experiencia de las partidas, ayudan a una mejor compenetración de los jugadores, favorecen la orientación, la ubicación y permite una integración mayor en la aventura, aspectos fundamentales para disfrutar de todas las emociones que ofrece un buen juego de rol. Además, provocan la creación de una imagen exacta y concreta en todos los participantes, ayuda a eliminar incoherencias en la toma de decisiones y hacen que las partidas sean más interactivas.

Por qué personalizar tu mapa de rol

Todos sabemos que un buen director de juego de rol tiene dos opciones: o inventa una aventura con escenario propio, o a través de un escenario existente ajusta la aventura para que pueda desarrollarse en él. Ambas opciones pueden resultar igual de divertidas si el máster es bueno, pero estarás de acuerdo con nosotros que los mapas de rol personalizados mejoran la experiencia del juego.

Lo bueno que tiene un juego de rol es que nos permite introducirnos en un mundo inventado, donde cada uno tenemos un personaje propio y único, capaz de hacer cosas increíbles. Y lo hacemos en sociedad, en una situación determinada y con un escenario impuesto. Si ese escenario no existe, o no se ajusta con la acción del juego, hay una pérdida de realidad y, por consiguiente, el juego acabará aburriéndonos, ya que no nos ofrecerá diversión.

Imaginemos jugar a La llamada de Cthulhu con un mapa del Dungeon & Dragons, ¿sería raro, no? Pero no solo raro, no tendría sentido, y es que tener un mapa de rol personalizado donde se muestren las distancias que se van a recorrer, los nombres de los pueblos donde llegamos o un plano determinado donde luchamos una batalla, nos ayuda a meternos dentro del juego, da realidad a nuestras acciones y nos permite tener más motivación para continuar con la aventura.

En resumidas cuentas, los mapas de rol personalizados son imprescindibles para una buena aventura en este tipo de juegos. Nos permiten manejar mejor nuestro personaje, a meternos más en la historia y, sobre todo, a disfrutar mucho más de la fantástica experiencia que es un juego de rol.

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carro.

Seguir comprando