Los colonos de Catán y Carcassonne son juegos de mesa increíblemente populares en España y en todo el mundo, ya que además ser muy buenos títulos, también se les suele recomendar a las personas que desean iniciarse en este mundillo.

En algunas ocasiones los suelen comparar para intentar definir cuál es mejor. Nosotros, como fanáticos de ambos juegos, no podíamos quedarnos atrás dando nuestra opinión al respecto. Así que, si estás pensando en comprar alguno de los dos y no sabes cuál, esperamos que esta información te ayude a tomar una decisión.

Carcassonne vs Catán: ¿Cuál es el mejor juego?

Para empezar, hay que admitir que ambos son muy diferentes en cuanto a sus mecánicas de juego y las interacciones con otros jugadores. Sin embargo, haremos lo posible por comparar aspectos que te ayudarán a determinar cual de ellos se adapta mejor a tus gustos y necesidades.

Dificultad

Como mencionábamos anteriormente, ambos juegos suelen ser recomendados a los que están empezando en este mundillo. Sin embargo, el Carcassonne definitivamente es súper fácil de jugar en comparación con Catán que, aunque no es difícil, tiene una dificultad media.  

Jugadores y edad

Carcassonne se puede jugar de 2 a 5 personas; mientras que Catán es para 3-4 personas. Si tu idea es jugar en pareja, lo mejor es que elijas al primero. Si piensas jugar en grupo, cualquiera de los dos está bien. La edad recomendada de Carcassonne es a partir de 4 años y para Catán se recomienda más de 10 años.

En conclusión, Carcassonne es más versátil en cuanto a cantidad de jugadores y edades.

Tiempo de juego

El tiempo de preparación es de alrededor de 10 y 15 minutos en ambos juegos; mientras que la duración de la partida en Catán suele ser de 120 minutos y en Carcassonne alrededor de 30 minutos.

Este factor también está sujeto a la cantidad de expansiones y jugadores, pero generalmente suele ser mucho más rápido jugar al Carcassonne.

Expansiones

Respecto a la cantidad de expansiones, Carcassonne cuenta con 11 expansiones vs las 5 expansiones que tiene Catán. A pesar de que el primero tiene más, recordemos que Catán es un poco más complejo, por lo que cada expansión le añade nuevas posibilidades y mecánicas que hacen el juego mucho mejor.

Modo de juego y objetivo

Al momento de querer elegir Carcassonne o Catán, es importante considerar el modo de juego de cada uno. Seguramente uno te parecerá más atractivo que el otro según tus gustos.

  • Los colonos de Catán: es un juego de estrategia y gestión de recursos, donde los jugadores deberán competir y negociar entre ellos, además de explorar, colonizar y construir en una isla recién descubierta. Para ello deberán hacerse con recursos y gestionarlos para mejorar sus zonas y ganar puntos.  
  • Carcassonne: también es un juego de estrategia que pondrá a prueba tus habilidades de táctica y habilidad espacial. El tablero se construye con fichas sacadas al azar y el objetivo de los jugadores será lograr construir la mayor cantidad de cosas posibles, ya que en cada construcción culminada se le otorgará una cierta cantidad de puntos.

Cabe destacar que ambos juegos tienen partidas únicas gracias a la mecánica de preparación del mapa, la cual permite crear nuevos escenarios en cada partida.

¿Cuál de los dos es mejor?

Aunque en ambos hay que ser estratégico y saber administrar los recursos, Carcassonne tiene un dinámica de juego más sencilla, fácil de jugar y para todo público; mientras que Catán realmente te hace sentir que estás colonizando las islas con dinámicas más complejas, siendo ideal para aquellos que realmente les gusten los juegos de mesa.

Carcassonne sobresale en la mayoría de aspectos evaluados gracias a su versatilidad, facilidad y rapidez, por lo que se lleva la victoria en esta comparación. A pesar de ello, consideramos que el mejor es aquel que se adapta a tus gustos y necesidades.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para escoger uno de los dos juegos y recuerda que ambos están disponibles en nuestra tienda en línea.

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carro.

Seguir comprando