Carcassonne, un clásico indispensable con infinita posibilidades

Carcassonne es un juego de mesa clásico e ideal para aquellos que estén comenzando en este mundillo. Su sencillez en las mecánicas y su baja dificultad de aprendizaje lo convierten en un indispensable para jugarlo con niños.

¿Qué es el juego de mesa Carcassonne?

El juego de Carcassonne está ambientado en el sureste francés durante la época medieval. Los jugadores se pondrán al mando de algunos trabajadores para colocarlos de forma estratégica y así ganar riquezas.

Está compuesto por dos elementos: las fichas de los trabajadores y las losetas. Estas últimas serán las que formen el tablero de juego, por lo que su colocación es tan o más importante que la posición de los propios trabajadores.

Existen diferentes versiones de Carcassonne en ambientaciones distintas. También hay expansiones del juego original que enriquecen la experiencia con nuevas losetas, fichas y mecánicas que lo hacen tremendamente repetible.

¿Cómo se juega a Carcassonne?

El eje fundamental de Carcassone son las losetas, que cada jugador irá colocando durante su turno. Deberán conectar de forma correcta con las que ya se hayan puesto, ya sean caminos, bosques o tramos de muralla.

Dependiendo de los espacios que se vayan generando con la colocación de losetas, los jugadores podrán a sus seguidores en ciertas zonas. Según la localización en la que estén, ofrecerán más o menos puntos de victoria. 

Cuando no haya más losetas para colocar, la partida se dará por finalizada. Los jugadores podrán hacer recuento de los puntos que otorgan sus trabajadores. El que consiga más será el que se lleve la victoria.

Otros juegos de mesa similares a Carcassonne que te pueden gustar son Alhambra y Kingdom Builder.

 

Mostrando los 15 resultados

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carro.

Seguir comprando