Imprimación en spray Citadel, dándole la base indispensable a tus miniaturas

La imprimación en spray Citadel es una forma efectiva de dar un manto de color a una gran cantidad de miniaturas. Gracias a ella, y siempre bien utilizada, la pintura se distribuye de forma homogénea para crear la capa base fundamental antes de darle al pincel.

¿Cómo utilizar la imprimación de pintura en spray Citadel?

La imprimación de pintura en spray tiene un proceso bastante sencillo, siendo fácil de aplicar tanto por pintores veteranos como novatos. Ahora bien, si se quieren optimizar los resultados, lo mejor es seguir las instrucciones que marca cada producto. En resumen, estas son:

  1. Agita durante aproximadamente dos minutos el bote de imprimación.
  2. Suelta una ráfaga inicial al vacío para limpiar el conducto interno del spray.
  3. Aplica ráfagas continuas a una distancia de 20 centímetros, procurando no concentrarlas en un mismo punto de la miniatura.
  4. En caso de que sea necesario aplicar una segunda capa o alguna más, deja que la primera se seque antes de volver a echarle la imprimación en spray.
  5. Deja que se seque la miniatura antes de tocarla. Si la pintura está aún fresca, puede que tus dedos la marquen.

Además de lo anterior, hay que tener en cuenta ciertas circunstancias para un buen resultado: que el lugar donde se imprima no sea demasiado húmedo. Es recomendable también utilizar mascarilla y guantes tanto por higiene como protección de la salud.

En caso de que por accidente se aplique demasiada pintura en un único punto de la miniatura, debes retirarla con suavidad utilizando un pañuelo o trapo húmedo. No esperes a que se seque, aprovecha que la pintura está fresca para que sea más fácil.

Problemas al aplicar barniz en spray Citadel

El barnizado es una parte importante de todo el proceso de pintado, sobre todo para los que más juegan con las miniaturas coloreadas. Pero su aplicación es tan o más crítica que la imprimación de pintura base. Y es que si no se hace correctamente, puede aparecer el problema del frosting, una capa blanquecina que estropee la miniatura.

Para evitarlo es importante sacudir bien el bote de barniz, lanzar ráfagas a una distancia adecuada y, sobre todo, tener en cuenta la temperatura y la humedad del lugar. Muchas veces aplicando una segunda capa con las condiciones adecuadas arregla la miniatura.

En caso de que no sea así, una alternativa para no tener que repintar la miniatura es utilizar aceite de oliva. Embadurna por completo con un pincel y deja reposar un par de horas el aceite sobre la miniatura. Luego bañala con agua caliente y jabón para retirar el exceso de aceite. Habrá desaparecido el efecto de frosting y se habrán recuperado los colores originales.

Consigue tus colores base favoritos en Ludus Belli

Desde los blancos y negros más básicos hasta la gama de colores más alucinante, en Ludus Belli tenemos toda la imprimación en spray que necesites para que tu ejército ya no luzca ni tan triste ni tan gris.

Optimiza los resultados utilizando los accesorios de Games Workshop. Además de la gama de sprays Citadel, también puedes encontrar otros colores en marcas tan interesantes como The Army Painter.

Mostrando los 13 resultados

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carro.

Seguir comprando